Francisco Solano López, el trazo militante.

El ilustrador argentino Francisco Solano López, quién hoy cumpliría noventa años, ha sido uno de los artistas más importantes del genero. Ha tenido el talento que se requería para plasmar en imagen nada menos que a la mágica creación de Héctor Germán Oesterheld la más famosa y militante de las historieta de la Argentina: El Eternauta, Como uno de los principales dibujantes de la mítica editorial Columba, donde comenzó a trabajar a los 25 años, le tocó ilustrar historietas como Perico y Guillerma.
Dos años después en la editorial Abril asumiría el reto de comenzar a colaborar con Oesterheld, para ilustrar Bull Rocket y más tarde en la revista Misterix, tuvo la oportunidad de intervenir en la aserie de Ernie Pike, también creación Héctor Oesterheld, en la que trabajaron otros monstruos del dibujo como Hugo Pratt y Alberto Breccia. Más tarde colaboraría con Carlos Sampayo, con Evaristo, un personaje inspirado en el famoso comisario Meneses entre otros muchísimos trabajos., a los que Solano ha sabido apórtales la fuerza y la épica, que hicieron convertir su oficio en un arte. Entre sus últimas colaboraciones se encuentra su trabajo en la historieta Sección imposible, junto al escritor Teodoro Boot, publicados en el portal de la agencia de noticias Télam.
Por su compromiso, que pasaba los límites de su trabajo, debió exiliarse en España durante la última dictadura. Marcado desde sus origen, Francisco Solano López, descendiente del Mariscal paraguayo, que mantuvo a raya a los esbirros de Inglaterra que se aliaron para destrozar a la primera nación independiente de la región, nuestro artista supo que no podía traicionar las causas populares, su aporte lo hizo con su trazo militante. Con el mismo trazo militante y en reconocimiento de su obra y sacrificio cambio el rostro del Eternauta, para darle el del presidente Néstor Kirchner, uno de sus últimos aportes del artista a la cultura nacional.
Viva Sola López! Viva El eternauta! Viva Perón, carajo!